Catálogo de Protecciones de Alfafar II

Aquí adjuntamos una breve encuesta sobre las Unidades de Paisaje definidas en la versión inicial del Estudio de Paisaje para que vayáis aportando vuestra opinión si os interesa participar.

A continuación tenéis las imágenes con toda la información (ortos, perspectivas, fotografías…etc.) y al final un link a un pdf que podéis rellenar y enviar al correo electrónico participacio@talp.es

¡¡Animáos!! Es muy breve y aportaréis vuestro granito de arena.

 

Las imágenes anteriores las podéis descargar en formato pdf para una mejor consulta en este enlace:

UPs PARA VALORAR ALFAFAR

Y finalmente aquí está el archivo en pdf para que lo podáis rellenar y enviar al correo participacio@talp.es

FICHA VALORACION ALFAFAR—-

 

I Coloquio Ibérico de Paisaje – El estudio y la construcción del Paisaje como problema metodológico

16 e 17 de Março de 2017, Lisboa, Fundação Calouste Gulbenkian.

Este primer coloquio ibérico sobre paisaje ha tenido como objetivo un acercamiento de posturas entre profesionales del urbanismo, el paisaje y el territorio de España y Portugal. Desde TALP se ha participado con una ponencia en relación a los temas abordados en el congreso, donde se han planteado nuevas formas de aproximarse al estudio del paisaje en el contexto actual y abriendo debate sobre cuestiones tales como ¿Qué se entiende por paisaje hoy en día? ¿Qué metodologías son las más adecuadas para “hacer paisaje” en el contexto actual? ¿Dónde se encuentra el equilibrio entre la explotación del paisaje y su protección?

Entre las numerosas ponencias del congreso destacamos las de las Arquitectas, Lucila Urda y Ester Higueras, que centran la mirada en nuevas formas de hacer paisaje para un nuevo tiempo donde el urbanismo y la ciudad adquieren valores subjetivos y la implicación de la población tienen un papel cada vez más relevante.

Lucila Urda nos habla del arte efímero como una herramienta para la regeneración del paisaje urbano, entendiendo este como un arte que cuenta con la dimensión temporal como parte de su razón de ser, que además es económicamente viable y puede producirse de forma espontánea, con la capacidad por tanto, de implicar a los ciudadanos en su realización o ser llevado a cabo a iniciativa de estos. Es una forma de arte que transforma la ciudad de manera temporal pero que puede dejar unas secuelas positivas en la población de forma más permanente, fomentando el sentimiento de comunidad y dinamizando el tejido económico del área donde se produce al visibilizar a través de la cultura el barrio promoviendo un mayor turismo.

Las obras pueden poner en valor espacios degradados, transformándolos en lugares culturales donde exista una interacción social que dé pie a que los vecinos se apropien de los solares vacíos gestionándolos ellos mismos, haciendo así que los propios ciudadanos tomen consciencia y responsabilidad en primera persona del espacio público, como ocurre en Madrid con el Campo de Cebada. También se puede hacer comunidad con la implicación de los vecinos en la ejecución del arte efímero como sucede con Boa Mistura, donde en comunidades marginadas de zonas conflictivas se unen para llevar a cabo la obra siempre con un mensaje de unidad que ensalce los valores de la gente que la realiza, siendo estos los auténticos protagonistas y el proceso de la obra el auténtico fin de la misma.

La conferencia no obstante acaba con una serie de preguntas que abren el debate sobre el papel del arte y la cultura en la regeneración de la ciudad, desvelando así la parte crítica en la que la contracultura y el arte urbano efímero puedan acabar como meros productos de consumo absorbidos por la sociedad capitalista, por tanto ¿Supone siempre la transformación urbana a partir del arte una mejora real para los vecinos? ¿Qué aporta la intervención artística en la ciudad? ¿Cuáles son los objetivos del arte?

Campo de Cebada en Madrid

Boa Mistura: Proyecto Luz Nas Vielas en Sao Paulo

Por otra parte Ester Higueras, hace hincapié en los nuevos campos de acción que se abren tras el Convenio Europeo de Paisaje de 2004, donde se amplía la concepción de paisaje a los lugares cotidianos que también conforman la identidad de los pueblos, dando también una mayor relevancia al elemento social en el paisaje, las tradiciones y la manera especial de ser, de vivir y comportarse en un determinado hábitat, reconociendo que el hombre puede haber modificado su entorno para mal, pero también para bien.

En este sentido, el paisaje cultural se ciñe a este nuevo marco multidimensional como un paisaje donde factores de índole medioambiental, social, económico y por supuesto cultural intervienen a la hora de “hacer paisaje” buscando entre ellos un equilibrio sostenible.

¿Pero cómo se encuentra ese equilibrio? ¿Cómo se gestiona el paisaje cultural?

La doctora Higueras propone como ejemplo el caso de Aranjuez, un paisaje cultural reconocido como patrimonio mundial por la UNESCO en 2001. Un lugar con un origen antrópico, resultado de grandes intervenciones humanas, donde se superponen diversos elementos que en su conjunto manifiestan una estrecha relación entre hombre y naturaleza: ciudad, huerta, arquitectura, agua, jardín, componen la suma que da como resultado una paisaje íntegro, armónico y unitario que ha devenido en un testimonio histórico del intercambio y confluencia de valores y corrientes culturales, constituyendo un referente en la conformación de posteriores paisajes culturales.

Para conseguir que este paisaje pueda ser disfrutado y seguir gozando de una actividad y dinamismo compatible con su preservación, se establece un plan de gestión, que debe asumir la capacidad de carga turística del mismo y limitarla para que el paisaje y su infraestructura no se deteriore, también una diversificación de las actividades de ocio propuestas, así como de los usos incluidos en el mismo, detectando los valores del lugar con la mirada puesta en la rentabilidad para los habitantes locales, generando empleo y riqueza para estos, incluyendo formación específica para estos usos, haciendo así, que los lugareños puedan hacer también suyos los valores del entorno.

El paisaje cultural es una oportunidad para establecer unas acciones prioritarias ligadas al territorio que constituyan un equilibrio entre el cuidado del paisaje y nuevos usos con una involucración de los locales en el mismo.

Aquí podéis enlazar con la web del congreso

Juan Frontera Peña

Pla d’Acció Territorial d’Ordenació i Dinamització de l’Horta de València

Comença la informació pública del Pla d’Acció Territorial d’ordenació i Dinamització de l’Horta de València (PATHV). Es va publicar en el DOCV el passat 12 de juliol la resolució per la qual es sotmet a consultes i participació i informació pública, per un període de tres mesos, la proposta del Pla.

Es pot descarregar la documentació en el següent enllaç:

PATHV

Amb aquesta convocatòria es convida a la participació per a que es puga, durant aquest període, efectuar les al·legacions, propostes i suggeriments per a la millora del document.

Animeu-vos!!

HORTA

Continua el Procés de participació ciutadana per a la revisió de l’ordenació del nucli històric de Patraix

Molt bon sabor de boca ens va deixar la passada jornada/taller del procés de participació ciutadana per a la revisió de l’ordenació del nucli històric de Patraix. Aquesta vegada varem treballar en dos grups amb material que aportaren els tècnics de l’Ajuntament de València (plànols, textos, ortofotos, etc.).

2

La dinàmica tractava de valorar, entre altres temes, què elements eren considerats com a part de la nostra història, què mecanismes es podria utilitzar per posar en valor l’accés al nucli històric, i posar en comú les opinions que els ciutadans participants tenien de les propostes d’ordenació ja dibuixades.

1

Va ser un encontre de veïns amb molta participació tècnica i memòria històrica. Varem aprendre molt dels participants grans que contaren moltes històries interessants del passat d’aquest barri i dels veïns amb molta experiència en arqueologia i arquitectura, que il·lustraren amb les seues consideracions, i donaren pinzellades del complex que es l’elaboració d’un pla d’aquestes característiques.

Encara està obert el procés participatiu, així que us animem a no perdre l’oportunitat de formar part.

Us deixem de nou els enllaços on podreu participar i descarregar més documentació:

 PPP Patraix

Lluïsa Cerveró

Restauración de lavaderos en Tuéjar

Como sabéis, algunas investigaciones de TALP se centran en las escalas del proyecto y en la relación de los lavaderos con el paisaje en el que se insertan incorporando, además, la perspectiva de género en el análisis del espacio.

lavadero_2

En nuestro estudio de los lavaderos evitamos deliberadamente aislar estas construcciones tradicionales del contexto territorial, urbano y social en el que se enmarcan. La idea es recorrer un camino de ida y vuelta, desde el territorio hasta el lavadero de una manera objetiva para luego volver desde el lavadero al paisaje a partir de la subjetividad de las mujeres, por eso pensamos que el conocimiento de las experiencias de las mujeres que lavan o han lavado en estos lugares, a través de entrevistas, nos desvelará el paisaje configurado desde una mirada femenina colectiva en cada comarca o región.

lavadero_1

lavadero_2_2_bo

lavadero_4

Hace sólo unas semanas habíamos conversado con dos de las mujeres que todavía lavan en el Tuéjar, en el Lavadero de la Hondonera, y luego hemos tenido la suerte de asistir a la inauguración de su restauración (no sólo de ése sino de otros tres lavaderos en Tuéjar) llevada a cabo en un Taller de Empleo.

cañizo4

Desde que conocimos la iniciativa de este taller, nos ha gustado la idea de la “ruta de los lavaderos” que se planteaba reconociendo la necesidad de extender el tratamiento de cualquier bien patrimonial al entorno que lo contextualiza. Entendemos que el factor paisaje es imprescindible para la correcta interpretación del patrimonio (identidad, construcción, materiales, cromatismos, localización, etc.) En este sentido, nos parece acertada la apuesta de recuperar las técnicas constructivas tradicionales empleando materiales del lugar para abordar la restauración de los lavaderos de Tuéjar, tal como se ha abordado gracias al enfoque técnico de la arquitecta municipal Marita Carmona y del arquitecto director del taller Pasquale de Dato.

construccion


const chorrico

Pero además, nos alegra especialmente comprobar cómo el tiempo va desdibujando la desigualdad histórica entre mujeres y hombres. En los lavaderos que TALP ha visitado y analizado hemos descubierto que las mujeres han reivindicado obras de mantenimiento o la conservación de los lavaderos, pero su proyección y ejecución la llevaban a cabo hombres. En este taller, de las quince personas integrantes del taller, diez eran mujeres que han participado directamente en su restauración. Además, en la inauguración, el alumnado de la escuela de Tuéjar revivió la experiencia del lavado de prendas y participó de talleres de construcción, donde se pudo comprobar que tanto niñas como niños mostraban idéntica ilusión y capacidad.

niñxs_1

niñxs_2

tabla1

cañizo manos

Desde TALP felicitamos la iniciativa de Tuéjar y defendemos una restauración de los lavaderos atenta a su entorno, respetuosa con las características constructivas y sensible a las vivencias de las mujeres que los han usado, sin eliminar los rastros de ese uso.

Y por supuesto, os animamos a visitar Tuéjar y a mirar su paisaje a través de estos lavaderos. No olvidéis visitar la fuente Rocha. Aunque el lavadero que había allí no se conserva, las mujeres de Tuéjar recuerdan que era el único donde el agua que manaba directamente de la roca, en vez de usar agua de la acequia, y por eso sus aguas tenían mejor calidad para lavar.

DSC_2971
Rosa Pardo i Marin y Lluïsa Cerveró Tatay

Reflexiones sobre Paisaje I. Del concepto de walkscape al de taskscape

Reflexiones sobre Paisaje I. Del concepto de walkscape al de taskscape

Gracias al consejo de Maribel Egizabal Suárez, de la Asociación Vasca de Antropología (Ankulegi), abordamos la lectura de la tesis doctoral de Nuria Cano Suñen titulada MIRADAS Y TENSIONES EN LOS PAISAJES DEL VALLE DE CARRANZA (dirigida por la prestigiosa antropóloga social Teresa del Valle Murga y autora del libro Andamios para una nueva ciudad).

La investigación tiene como objeto analizar los paisajes del Valle de Carranza, en la provincia de Bizkaia, desde una perspectiva sociocultural dando cuenta de los cambios que son reflejo y memoria de transformaciones en las relaciones económicas, sociales y emocionales de las gentes con su entorno, su tierra y su territorio.

imatge 1El resultado de la investigación de Nuria Cano permite abarcar el paisaje desde sus múltiples dimensiones utilizando tres conceptos (la tensión, el hito y la mirada paisajística) como hilos conductores en su práctica etnográfica y su análisis.

Felicitamos a la autora que, lejos de situar su mirada desde una posición distanciada y contemplativa, adopta una actitud atrevida reivindicando el papel de la intuición en la investigación científica (sin menoscabar su validez) y asumiendo la condición dinámica y subjetiva del paisaje, analizándolo en toda su densidad para defender que la autenticidad del paisaje (como suma de miradas, vivencias y aproximaciones yuxtapuestas en las que, además, se crean lazos afectivos explícitos e implícitos entre lugares y gentes) incorpora la adaptabilidad al cambio social y que ese cambio paisajístico no se agota en su dimensión visual sino que intervienen otros aspectos sensoriales y corporales como lo táctil, lo sonoro, lo olfativo o lo gustativo.

Una parte no desdeñable de mi trabajo de campo transcurrió intentando aproximarme a un paisaje que había visto desde la lejanía. Pero cuando llegaba al punto al que me había propuesto, aquel paisaje había desaparecido a la vez que habían aparecido otros. Por ello me planteaba si cuando alcanzaba aquel paisaje que había visto en la distancia, realmente lo estaba tocando.

El paisaje es lejanía y visualidad, pero también cercanía, pues tiene que ver con las actividades que moldean la tierra. Su parte fenomenológica completa su lado estético, que es una noción cultural construida social e históricamente de la que no se puede prescindir, y viceversa. (…) Para mi marco teórico adopté el esquema general de Wylie (el paisaje como tensión entre la proximidad y la lejanía, entre el habitar y el observar, entre el territorio y la manera de mirar, la naturaleza y la cultura)

imatge 2

A través de su texto se pone de manifiesto el valor de la cotidianidad, no sólo en la configuración del paisaje sino también en su percepción. Tal como la autora expone:

En este paisajear, el walkscape se descubrió dinámico y revelador, pues, al activar mi cuerpo, transformaba también mi conocimiento y mi forma de mirar. La toma de referencias paisajísticas, la confianza de caminar en un lugar cada vez más conocido, la repetición de elementos claves que vas comprendiendo cada vez mejor y la lectura sobre el Valle y la aplicación de otras técnicas paralelas iban asentando paulatinamente mi entendimiento del Valle. Al principio el factor estético dominaba la mirada extraña. Pero conforme aprendía mejor las dinámicas del mismo, sus barrios y sus caminos, las actividades cotidianas y los factores modeladores de su paisaje, lo estético iba cediendo lugar a lo fenomenológico y el paisaje iba convirtiéndose en taskscape (…); es decir, en el paisaje surgido de las tareas cotidianas creadoras de paisaje.

Rosa Pardo i Marín

Os dejamos el enlace de la universidad del País Vasco donde podéis acceder al texto completo de esta tesis doctoral.

https://addi.ehu.es/bitstream/10810/12197/1/cano%20su%C3%B1en.pdf

Concurs Ares del Maestre

Ares del Maestrat

ESCLETXA_A1_low resolution

La força del paisatge…

El poble s’arrela fortament a una topografi a escarpada i la presència d’enormes roques i bancals de pedra seca confi guren la resta del paisatge fi ns on ens  arriba la mirada. Una pàtina del color de la terra pinta pedres, cases i bancals, deixant tan sols que destaquen les teulades i potser alguns arbres.

Les formes es perceben gràcies a les ombres dels diferents volums, als plecs de la topografia, a les esquerdes de les roques, als forats entre les pedres dels bancals…

L’expressivitat d’eixos elements naturals i els murs de pedra, domesticant una topografia tan complexa, han estat l’origen de la nostra inspiració.

El poble i el castell

El castell que un dia sigué l’origen de la població d’Ares, ocupant un punt strategic de l’entorn natural, s’ha anat desdibuixant amb el temps, difuminant-se i tornant a la seua condició natural. El lligam que mantenia units eixe element patrimonial i el casc urbà fa anys que s’ha perdut, perdent aquell la seua condició de plaça urbana.

Estratègia d’actuació

foto1

Apostem per una intervenció que cohesione el tractament urbanístic de manera global. Ens adaptem a les condicions de l’entorn i, quan sembla que el pas del temps ha esborrat la nitidesa dels límits i de les fites, fem una incisió travessant la pell d’eixe indret i assenyalem una manera de recórrer-lo.

Experimentem les possibilitats d’un nou estrat que ens aproxima a la terra i a les restes del castell. Lluny de la transgressió, aquesta fissura vora la roca i prop de les ruïnes del Castell protegeix el monument evitant que es trepitge arreu.

En els carrers tan sols s’aporta mobiliari urbà per separar i organitzar els trànsits.

Prop del castell i la penya existeix un joc de plans verticals i horitzontals. Els plans verticals són més rígids i immutables (la penya, la roca, els bancals fets de pedra, les façanes de cases, etc.) però els horitzontals són més tous i permeables, com el sòl nu de l’entorn del castell, i és allí on ens adonem que el terreny ens permetrà expressar-nos.

ares3

Un element ceràmic dóna identitat a la intervenció, i posa de relleu la seua continuïtat. Aquest element acompanya el nostre moviment pel poble; apareix sobre el paviment puntualment, desapareix quan no cal, s’insinua de nou prop d’una cantonada, dibuixa una línia i, de nou, s’amaga… Quan el projecte es converteix en escletxa la peça ceràmica resol la contenció de les terres i es dibuixen tan sols línies d’ombra i contrast. La peça dissenyada s’inspira en el lloc: té la densitat i l’aparença del material petri que s’ha usat tradicionalment en l’Alt Maestrat i té el cromatisme i la porositat de la terra.

L’actuació es fa amb cura, perseguint rastres, convidant a caminar pel camí més senzill, però a la resta de l’espai no actuem. Tan sols cerquem una manera discreta d’intervindre en el lloc sense imposar-nos, perquè allò valuós ja es troba allí i només cal subratllar-ho.

De fet, la intervenció no és appreciable en la distància: la imatge del poble i el seu entorn romanen invariables. Però quan ens aproximem, quan canviem d’escala, el projecte es fa visible de manera gradual: primer només podem percebre un espai públic més endreçat, i poc a poc, en un recorregut pròxim, lent, I amb una mirada atenta, la intervenció va adquirint més presència sense deixar mai de ser sensible i acurada. La proposta no intenta sobreeixir en l’entorn, però sí implicar els qui la recorren i compartir el goig de contemplar el paisatge.

La proposta es va realitzar conjuntament per:

Rosa Pardo i Marín, d’Estudi TALP

Gemma Surinyach

Pepe Ribera LinkedIn

Pau Ginés Web Pau Ginés