Reflexión de una topógrafa

La topografía y el medio ambiente siempre han estado ligados, y aunque mucha gente relacione esta unión de manera negativa no siempre es así. Es verdad que a veces al topógrafo le toca replantear expropiaciones que causan impactos visuales, donde quizás se debe talar una cantidad importante de árboles, o ayuda a crear ese paisaje “gris” que conforman los puentes para poder cruzar un río, una carretera que mejore conexiones o una obra de urbanización para el asentamiento humano.

IMG_20140513_120019

Afortunadamente hace ya años que los estudios de impacto ambiental y la integración paisajística forman parte de estas actuaciones, la obra no finaliza con su propia ejecución sino con toda la restauración y medidas necesarias.

La parte positiva de un topógrafo, es que puedes estar en contacto directo con la naturaleza. Viajas por la geografía del país pudiendo observar los diferentes ecosistemas. Tienes la oportunidad de pararte a almorzar contemplando el paisaje que te rodea. En silencio, sin el tráfico y sus humos, sin el compañero de despacho a voces hablando por teléfono.

el molino (7)

Y como no, en el momento menos esperado, aparecen nuevos compañeros.

IMG-20141211-WA0004-1 IMG_20140806_085024

Por todo esto que nos rodea, el topógrafo toma conciencia de lo que tenemos y para conservarlo intenta tomar medidas para mejorar la relación entre constructora y medio ambiente, por ejemplo proporcionando cambios de diseño para que el impacto generado sea menor.

Yolanda García: Ingeniera Técnica en Topografía   LinkedIn

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.